Para qué Sesiones de Coaching

En las sesiones de coaching el centro es la personaLa potente herramienta de cambio y desarrollo personal, que es el coaching, sirve para conseguir nuevos resultados, para cuando se tienen inquietudes y se quiere más de uno mismo, para salir adelante en situaciones en que no se ve un camino, y con todo ello poder ser más feliz.

En sesiones de coaching se puede tomar conciencia de la situación presente de cualquier persona, conocer sus potenciales, aunque no se esté haciendo uso de ellos en ese momento, y con esos entendimientos poder diseñar futuras acciones, que estén encaminadas al alcanzar los objetivos que se haya propuesto.

 

Algunas de las cosas en las que son efectivas las sesiones de coaching:

  • Se facilita la clarificación de lo que realmente se quiere e interesa.
  • Se identifican los diferentes pasos a seguir para alcanzar lo que se desea.
  • Se acompaña en la exploración, evaluación, valoración y ordenación de nuevas opciones, que hasta ese momento no se era consciente de ellas, para construir un plan de acción efectivo.

En lo personal las sesiones de coaching son efectivas para:

  1.  Solucionar lo que no está funcionando en la vida, no se sabe cómo resolverlo, aumentando la claridad antes de tomar decisiones importantes en la vida.
  2. Gestionar las emociones.
  3. Sustituir hábitos que no aportan efectividad a lo que se desea, deshaciéndose de limitaciones, para poder sentirse mejor consigo mismo.
  4. Ayudar en la mejora de la comunicación y de las relaciones personales, dejando de experimentar conflictos.
  5. Facilitar el equilibrio tanto en la vida personal como en la laboral.
  6. Ayudar a que se aclare la dirección, que se ha de conseguir para alcanzar lo que se desea.

También las sesiones de coaching ayudan en lo profesional para:

  • Facilitar la mejora del desempeño en las actividades que se realizan.
  • Ayudar a que se consigan los objetivos, aumentando la efectividad operativa, trabajando eficientemente con un plan de acción, hecho a la medida.
  • Facilitar la formación y buena gestión de equipos de alto rendimiento.
  • Mejorar la cohesión interna en los grupos y equipos de trabajo.
  • Optimizar la relación con personal exterior a las organizaciones, como son clientes y proveedores.
  • Facilitar el desarrollo de las habilidades personales, como liderazgo, motivación, comunicación, gestión del tiempo, etc.

Las sesiones de coaching facilitan el expandir la consciencia para hacerse cargo de las cosas necesarias responsablemente, al tiempo que se descubren las formas de ser y de actuar que ya no funcionan, incorporando una nueva versión de sí mismo, para poder crear el plan de vida que se desea.

Con coaching se aprende y se cambia, se asumen responsabilidades y se actúa, tomando las riendas propias, atreviéndose con ser quien realmente se quiere ser, superando bloqueos, destruyendo los miedos y creencias limitantes y sustituyéndolos por pensamientos y emociones positivos que ayudan a conseguir los objetivos.

En las sesiones de coaching se produce una focalización en el presente y futuro, mejorando el desempeño actual para lograr metas y objetivos. Se trabaja con el crecimiento mental de la persona, en lo cual se da un proceso generativo y no curativo, produciéndose una conexión con la esencia de sí misma, al tiempo que se alinean las energías que la unen a este mundo.

Se facilita que la persona se mire más hacia sí misma, que hacia afuera, y con ello pueda sacar desde dentro lo mejor que hay en ella misma, poniendo en valor sus virtudes, comprendiéndose mejor, queriéndose más y estando más a gusto consigo misma. Teniendo más confianza en sí misma, independientemente de lo que le rodea y de lo que piensen de ella otros, sean quienes sean.

También se es consciente que la realidad es una, aunque la forma de enfrentarla o de vivirla depende exclusivamente de uno mismo, y que así como se quiera vivirla se vivirá.

En sesiones de coaching se facilita que se cambie la percepción de las cosas y de las personas para, poco a poco, ir evolucionando hacia un estado de seguridad en sí mismo, que ayuda a afrontar situaciones que anteriormente parecían imposibles, practicando el pensamiento positivo y centrandose en lo que se quiere, para poder darse cuenta que todo y todos cambian a su alrededor.

En conclusión que las sesiones de coaching son para aceptarse y aprender a amarse, para ser compasivo y positivo, pudiendo aprender de los demás y de todas las situaciones, como algo que lleva a otro nivel de la existencia, al tiempo que se desaprende muchos patrones mentales que atan y bloquean, para sustituirlos por aprendizajes de nueva formas de enfocar la vida personal y laboral.

© Copyright Ayudacoach
Puedes distribuir, enviar o copiar este artículo sin modificar el contenido.
Incluye la dirección: http://ayudacoach.com/