Objetivos Sesión Coaching

En sesiones de coaching se puede lograr cuantos objetivos se propongan, lo que no quita, que estos, por muy retadores que sean, han de contar con la posibilidad de ser alcanzados. Exponemos aquí información sobre ello.

Coaching para lograr objetivosEs necesario que la persona que reciben sesiones de coaching, tras tomar conciencia de su entorno, su cuerpo, sus emociones y de su lenguaje, para conocer dónde y cómo se encuentra, tenga claro el objetivo a lograr en la sesión.

Es importante saber y tomar consciencia de la situación actual analizando dónde se está, para saber desde donde se va a partir, a dónde se quiere llegar, de que medios se disponen, y los pasos básicos que se han de dar para alcanzar los objetivos propuestos.

Algunas personas acuden a una sesión de coaching con las ideas muy claras, en cuanto a sus metas y objetivos, mientras que otras tienen un absoluto desconocimiento sobre lo que les gustaría mejorar, aunque sienten que se encuentran mal y que quieren abandonar dicha situación. Tal vez el objetivo de esa sesión de coaching ha de ser aclarar el objetivo a conseguir en el proceso que se inicia, para en sesiones posteriores trabajar sobre el objetivo de forma clara.

Es tarea del coach, conseguir que la persona que le acompaña, en la sesión de coaching, logre clarificar sus pensamientos y prioridades, así como que seleccione un objetivo a alcanzar. Si fuese necesario, el coach ayudara a entender ese posible objetivo oculto, mayor, con el cual posiblemente se ha de trabajar.

Desde los primeros momentos de las sesiones de coaching debe estar claro lo que se va a trabajar, como los objetivos de que se esperan alcanzar en la misma, para poder saber hacia dónde se pretende llegar.

Se han de fijar objetivos realistas, alcanzables y que estén bien definidos, pues de no ser así las resistencias al cambio, que se vayan dando en el proceso, van creando la suficiente resistencia para terminar rompiendo el proceso.

El coach junto a su acompañado han de explorar las opciones y posibilidades que están disponibles para obtener lo que el acompañado desea, identificando varias áreas posibles, y explorándolas más a fondo, para con ello encontrar una estrategia con la cual caminar hacia el cambio que quiere el acompañado del coach.

Para que haya sesión de coaching ha de haber un compromiso de conseguir un resultado extraordinario, lo que supone que si todo siguiese como está y no se obtiene resultado de la sesión, se hablaría de otra cosa y no de coaching. En muchas ocasiones hay que realizar acciones nuevas y diferentes a lo que se ha estado haciendo.

Con coaching se entra en nuevos procesos de mejora y desarrollo global de la persona, propiciándole el crecimiento y facilitándole la superación de limitaciones autoimpuestas hasta ese momento, para poder encaminarse a la excelencia de los objetivos y metas.

Aunque el objetivo de la sesión de coaching le corresponda decidirlo al acompañado del coach, este dispone de una visión distinta de lo que el otro ve, por tener una mirada más amplia, que regala a su acompañado, proponiéndole alternativas distintas a las que viene manejando, con lo que puede abrir su horizonte y mirar más lejos, donde encontrará alternativas de soluciones a su problema.

Por tanto en un proceso o sesión de coaching es básico el fijar los objetivos, los cuales si no están claros, dada su importancia, conviene dedicar alguna sesión a aclararlos, para en cada momento tener claro el camino que se sigue y poder medir los resultados para lo cual se trabaja.

© Copyright Ayudacoach
Puedes distribuir, enviar o copiar este artículo sin modificar el contenido.
Incluye la dirección: http://ayudacoach.com/