Lo que Percibimos de la Realidad del Entorno

Vivimos rodeados de un entorno en el que nos realizamos y en el cual se están produciendo muchas cosas, aunque solo podemos percibir los hechos, para los que estamos capacitados dada nuestra configuración biológica, de aquí, que nos sea tan difícil percibir la realidad tal como es, a lo que contribuye también la serie de filtros condicionantes que ponemos en las percepciones de lo que podemos captar.

Percibimos de la realidad segun nuestras capacidadesA través de los sentidos, exploramos el entorno y obtenemos información sobre él. Aunque estos mecanismo fisiológico de la percepción no son simples captadores de la realidad, puesto que transforman los fotones de luz en imágenes, las vibraciones en sonido y las reacciones químicas en olores y sabores. Tampoco las percepciones que identifica el cerebro, a partir de esos estímulos, plasman el mundo exterior tal y como es, puesto que el cerebro tiene muchos condicionantes. En nuestro entorno hay energía electromagnética que interpretamos como luz y partículas volátiles que captamos como olores.

El entorno da respuesta a las preguntas “dónde y cuándo”, estamos, hacemos y nos desarrollamos, siendo lo que nos rodea y con lo cual interactuamos adaptándonos y modificándolo. No es sólo el espacio en el que se desarrolla la vida, sino también comprende los seres vivos, objetos, agua, suelo, aire y las relaciones entre ellos, así como elementos tan intangibles como la cultura.

Se ha de tener en cuenta los factores externos que afectan a la persona, los cuales estimulan mecanismos conductuales, con los cuales la situación base del ser puede verse sometida a tensión, pudiendo estar en condiciones de alterar acciones conductuales o bien modificar su contexto de base. Por tanto toda conducta tiene lugar, siempre y necesariamente, en un contexto ambiental.

Lo que conocemos del mundo depende, en gran medida, de nuestro cerebro, puesto que este filtra la información que recibe, la procesa y la hace consciente, a su modo. Por ejemplo los colores, los sabores y los olores, son el resultado de nuestra mente, construido a partir de experiencias sensoriales.

La habilidad de nuestro cerebro para combinar las informaciones procedentes de nuestros diversos sentidos no es algo innato, sino que se va adquiriendo tras irnos desarrollando como seres.

En la comunicación el contexto semántico tiene un fuerte efecto tanto en la codificación como en la recuperación de la información que se intercambia, afectando a su significado e interpretación, y engloba aspectos conceptuales y cognitivos de la información.

Las personas compartimos la mayoría de percepciones, puesto que muchas de ellas son innatas, y aunque que percibamos las mismas sensaciones, ello no quiere decir que lo hagamos del mismo modo, ni en la misma intensidad ni con los mismos resultados. Lo importante es que coincidamos y podamos comunicarnos.

La importancia de sentir y de percibir tiene, desde un punto de vista evolutivo, mucho sentido puesto que nos preparan para enfrentarnos al entorno. Por ejemplo, no sólo nos permite saber qué comer, de qué defendernos, si algo es o no peligroso, sino que también hace que podamos entender el mundo en que vivimos.

Para ubicarnos en la vida y lograr los éxitos que se desean, se necesita conocer dónde y cómo se está. Luego para moverse de forma adecuada se necesita previsión y planificación de modo que se pueda tener control sobre los pasos que se dan.

La ubicación es la clave para triunfar, y estar bien situado en la vida supone ser y sentirse capaz, exitoso y feliz. Toda persona necesita un punto de apoyo para evolucionar.
El entorno es el nível más básico de los Niveles Lógicos, es importante conocerlo y tenerlo en cuenta en sesiones de Coaching.

En conclusión que hemos de tener en cuenta nuestro entorno para conocer donde estamos, con que contamos y saber nuestro estado emocional, puesto que este puede estar determinado por el ambiente. También hemos de ser conscientes que recibimos determinados mensaje del medio, qué interpretamos, normalmente, en relación a experiencias anteriores similares, afectándonos quién, dónde y cuándo nos digan, con lo que hacemos nuestras interpretaciones y con todo ello conseguimos resultados condicionados.
Aunque cada personas tengamos nuestras interpretaciones de la realidad es importante tratar de entender la de los demás para poder alcanzar acuerdos, y también, si no compartimos las otras interpretaciones respetarlas, son de quien las describe, aunque nuestra apreciación sea otra ¿Cuál contiene más verdad?

© Copyright Ayudacoach
Puedes distribuir, enviar o copiar este artículo sin modificar el contenido.
Incluye la dirección: http://ayudacoach.com/