Lo que No Es una Sesión de Coaching

Con frecuencia nos encontramos la palabra Coaching relacionada con una serie de actividades, principalmente de formación, consultoría, terapia y asesoramiento, que poco o nada tienen que ver con el coaching, y en el mejor de los casos utilizan algunas artes y herramientas de esta metodología. Aquí describimos lo que no es coaching.

Conversación de sesión de coachingSon diversas las ocasiones en que algunas personas dicen que están haciendo coaching, cuando están recibiendo información y conocimiento sobre autocontrol, sobre técnicas de ventas, sobre técnicas de programación neuro lingüística…, aunque es esos casos se pueden adquirir algunas técnicas útiles, de complemento para el coaching.

Aunque muchas de las personas que se dedican al coaching tienen diversos trasfondos, formaciones y experiencias, derivándose de ellas distintos tipos de prácticas profesionales. Para realizar esta noble y efectiva metodología han de tener claro lo que es y seguir sus principios.

En coaching se parte de la firme creencia de que la persona está sana y posee múltiples recursos, siendo misión del coach favorecer que la persona saque a la luz todo el potencial que lleva dentro, para alcanzar su excelencia, por lo que en las sesiones se ha de facilita soluciones reales a problemas reales a gente real, aunque ni todo el mundo está preparado para hacer coaching ni el coaching sirve para todo.

Qué no es coaching

  • No es asesoramiento, ni personal ni organizacional, ni “nuevos aires” de sugerir lo que se ha de hacer, ni formación de habilidades.
  • No ofrece soluciones ni alternativas a lo que ya se tiene, por tanto no es ayuda psicológica o de otro tipo, aunque se facilita y acompaña a mejores estados.
  • No se dan consejos, por muy experto y conocedor que se sea del tema que se trabaje. Ni tampoco se trata de un proceso pasivo o de validación.
  • No está para resolver un problema laboral como lo puede hacer un consultor o asesor, por tanto no es un proceso de ayuda o intervención.
  • No está para incentivar a la reflexión como puede hacer un psicólogo profesional, ni para proporcionar el elixir del liderazgo, ni estudia pautas de conducta mirando hacia el pasado de la persona.
  • No es la aportación de puntos de vista ni de la experiencia de una persona, puesto que ello entorpecería el autoaprendizaje, de la persona que recibe el coaching.
  • No es una metodología para aplicar medidas correctivas o disciplinarias indicándose lo que se ha de hacer, ni estudia la conducta y el comportamiento humano, solo es una metodología para el cambio.
  • No consiste en analizar comportamiento ni en indicar prácticas, según las interpretaciones o visiones personales del coach o por sugerencia de otra persona.
  • No es una transferencia de información ni de conocimiento, ni como mentor, ni como consejero, ni como consultor…
  • No es un proceso que se centre en los problemas sino en las personas y principalmente en alternativas de soluciones.
  • Es un proceso que no puede realizarse en base a suposiciones o indicaciones, que den otras personas al coach.
  • No es un producto de enriquecimiento personal, aunque suponga una mejora y llegar a ser excelente.
  • No es aconsejar ni prescribir los pasos que se han de dar, ni marcar el camino por el que se ha de ir, puesto que ha de ser la persona, quien debe encontrar su propio camino, aunque el coach le acompañe en él.

Lo que si es coaching

Ayuda a clarificar, organizar y actuar más eficientemente en relación a las metas y contextos particulares, así como en alternativas de soluciones.

Es un proceso catalizador del potencial de las personas en diferentes contextos de actuación que utiliza exclusivamente el conocimiento, la información y la experiencia de la persona acompañada por el coach.

El coach no dice lo que se tiene que hacer, por tanto es un proceso en el que no se dirige aunque se acompañe en el camino a los objetivos o a las soluciones.

En definitiva, la sesión de coaching supone una constante reflexión, acción y feedback, bajo un proceso libre, claro, acordado y confidencial, que facilita el pensar de forma más amplia y clara. Reflexión sobre fines y medios necesarios para conseguir el objetivo planteado o las alternativas de solución, definiendo planes de acción concretos, con los cuales se ha de adquirir el compromiso de la realización, estando pendiente, por parte del coach, tanto del proceso como de los resultados.

© Copyright Ayudacoach
Puedes distribuir, enviar o copiar este artículo sin modificar el contenido.
Incluye la dirección: http://ayudacoach.com/