El Entorno en que nos Realizamos

El primer nivel, dentro de los niveles neurológicos, es el entorno, del que tratamos de hacer una descripción para entender su importancia en el aprendizaje, el cambio y la comunicación, todos ellos factores claves en el coaching.

El entorno, ambiente o contexto nos condiciona y hemos de tener consciencia sobre élTanto si nos encontremos siendo conscientes de lo que sucede a nuestros alrededor, como si nos encontramos en otros estados, estaremos en un entorno en el cual nos realizamos y estamos en permanente intercambio, respiramos, apreciamos su temperatura, percibimos las posibles brisas, olores, sonidos…

En los niveles neurológicos el entorno es el primer nivel, el cual lo podremos encontrar, en respuestas a: ¿Dónde?, ¿Cuándo? y ¿Con quién? Espacio en el que nos encontramos en cada instante, siendo el contexto en el cual realizamos nuestras actividades.

Todo aquello que rodea, ya sea física o simbólicamente, a un acontecimiento, es el contexto del mismo, lo que ayuda a interpretar o entender una conducta o comportamiento.

El entorno o contexto determina los elementos próximos e inmediatos ante los que la persona reacciona e intercambia, estableciéndose tanto, límites como oportunidades, para quien se encuentra en él. Factores importantes en el aprendizaje, el cambio y la comunicación.

El contexto proporciona la experiencia, de que algo ha sucedido en un tiempo y en un lugar concreto del pasado del sujeto. Podemos hablar de contexto como estado, ambiente, significado, etc.

El entorno, contexto o ambiente está formado por el lugar y el tiempo en que se reciben las sensaciones, lo que llamamos contexto espacio-temporal, dándose una interacción bidireccional y recíproca entre el ambiente y la conducta del ser que está en él. Podemos decir que, en cierta forma, el ambiente determina la conducta, y que al mismo tiempo la conducta tiene sus repercusiones sobre el ambiente.

El contexto permite poner una fecha temporal y localizar espacialmente la información que disponemos sobre un sujeto y sobre unos sucesos, especificando dónde y cuándo se han desarrollado unos comportamientos del sujeto.

Existe tanto un contexto ambiental que hace referencia fundamentalmente a los aspectos espaciales como un contexto emocional que hace referencia a los estados de ánimo de la personas, y que tanta importancia tienen en las sesiones de coaching.

Las personas vivimos influenciadas e influyendo, entre otros elementos, por las condiciones espacio-temporales, ambientales y sociales, ante los cuales mostramos unas actitudes y establecemos un clima de relaciones con demás seres, que se encuentran en el mismo entorno.

Los seres vivos nos desarrollamos en entornos formados por sistemas con normas formales e informales, establecidas por la sociedad, nuestros valores y creencias, las cuales pueden generar o incrementar situaciones de conflicto, de anarquía, de desinterés y de ausencia de normas sociales.

Se ha de tener en cuenta los factores externos a la persona, cuyas circunstancias ponen en marcha mecanismos conductuales de afirmación o rechazo, pudiendo llegar a alterar realizaciones de comportamientos o bien modificar las características conductuales de base.

Los factores ambientales son determinantes para el desarrollo de actividades, por sus facilidades o impedimentos, estando también afectado por las personas que nos rodean y nos influencian. Elementos importantes para el cambio, el aprendizaje y la comunicación, en sesiones de coaching.

Observando las personas nos podremos dar cuenta cómo se comportan y toman decisiones cuando está en un sitio en concreto, como puede ser su despacho y su silla, y cómo actúan cuando están fuera de ese contexto. Pudiendo llegar a tener comportamientos tan distintos, que nos llega a parecer que se trata de personas diferentes.

El entorno nos condiciona de tal forma que todos los organismos necesitan poder reconocer las características del mismo, percibiendo a través de sus sistemas sensoriales el mundo que los rodea, para crear representación del contexto, que les permita hacer valoraciones rápidas, detectar posibles amenazas y peligros, averiguar que alimento es el adecuado, etc.

Nos conviene tomar consciencia sobre el ambiente o el estado del contexto donde nos encontramos, así como ante que personas estamos y cómo nos afectan a nuestras percepciones, en base a nuestro estado emocional previo y a nuestras posteriores interpretación de las reacciones de los demás, y a la emoción generada por la fisiología y los gestos de las demás.

En definitiva, aunque el entorno sea el grado más bajo en los niveles neurológicos, y actuaciones en él tengan pocas repercusiones en los demás niveles, hemos de conocerlo y tenerlo presente por su importancia para tener un mejor aprendizaje, un cambio más efectivo y una mejor comunicación. Por ejemplo en la comunicación tendría que ser lo primero en analizarse, a la hora de leer un libro, ver una película, escuchar una canción o simplemente hablar con otra persona.

© Copyright Ayudacoach
Puedes distribuir, enviar o copiar este artículo sin modificar el contenido.
Incluye la dirección: http://ayudacoach.com/