Coaching para la Corrección y Mejora

Coaching para anunciar correcciones para la mejoraEn diversas ocasiones una orden de corrección sobre lo que se está haciendo es suficiente para generar estímulo de antipatía, discordia y motivación logrando que se haga lo contrario a lo que realmente se debe hacer, por ello conviene conocer como se ha de realizar este tipo de comunicación y tener presente el objetivo que se desea conseguir desde un principio, para que no se origine un estado indeseado que pueda ir contra el objetivo planeado a conseguir.

Ante posibles correcciones, que correspondan hacer, sobre lo que otras personas realizan, resulta efectivo el coaching, planteándose como se está, lo que de verdad se quiere, y también ayudando al control emocional del momento, evitando una liberación de emociones de forma instintiva y descontrolada, que puedan ir incluso contra las metas establecidas.

¿Quién no ha pasado por esas situaciones de liberación y descarga, ante unos resultados poco deseados, que en vez de ayudar a la mejora, simplemente liberan a quien anuncia y empeoran la situación poco adecuada?

Cuando se tiene la labor de coordinar personas, aparte de mantener una comunicación fluida con los diferentes individuos, se ha de saber decir las cosas. Sobre todo las posibles correcciones que correspondan, para que de verdad se haga lo más adecuado para lograr los objetivos del equipo y no se entre en guerras personales, tan poco apropiadas para los objetivos comunes.

Es importante escuchar y observar antes de pasar a anunciar posibles correcciones, puesto que los datos que se logran escuchando y observando suponen una base de conocimiento imprescindible para tomar decisiones realistas, teniendo en cuenta la opinión de quien está realizando las actividades.

Al tratar de ordenar una corrección, más que dar una orden contra lo que se está haciendo, cosa que en ocasiones es necesario, conviene ayudar a la persona que está realizando la labor poco apropiada con coaching, para que reflexione, y pueda entender que lo que está haciendo no es lo correcto, y desde ahí pueda encontrar, por sí misma, otra mejor forma de realizar las cosas, lo que también le permitirá aprender.

¿En el fondo quien quiere anunciar una corrección que el resultado de su comunicación consiga todo lo contrario a una buena motivación y a centrar todos los esfuerzos por las metas planeadas?

Mientras que la forma tradicional de anunciar correcciones, en una labor, es apuntar donde está el error, en coaching se ayuda a la persona a que tome consciencia de lo poco adecuado de su realización, mediante la reflexión, aprendiendo por sí misma, sin imposición, una mejor manera de hacer.

Con coaching se mejora el rendimiento, al tiempo que se desarrolla y se retiene el talento en las organizaciones empresariales. También se consiguen mejores ambientes laborales lo que incrementa la producción y el bien estar del trabajador.

Resulta más adecuado poseer la formación permanente y necesaria para hacer, de forma óptima lo que se realiza, que esperar a que se den los errores para proceder a su corrección, por ello que sea conveniente el permanente aprendizaje, para la mejora continua.

¿Antes de anunciar una corrección, por resultados poco adecuados, pensamos lo que realmente queremos conseguir con la comunicación que vamos a dar?

En sesiones de coaching, aparte de llegar a aprendizajes, se estimula el desarrollo y puesta en práctica del potencial de las personas, al tiempo que estas también se realizan de forma más autónoma, adquiriendo maneras para encontrar más fácilmente soluciones a los problemas que se les plantean.

En definitiva, coaching para aprender a tener una comunicación reflexiva y de ayuda para quien no está realizando lo que ha de hacer de forma correcta, al tiempo que se aprende a dar un feedback, de corrección o de alabanza verdadera, cuando existan las circunstancias para ello.

© Copyright Ayudacoach
Puedes distribuir, enviar o copiar este artículo sin modificar el contenido.
Incluye la dirección: http://ayudacoach.com/