Coach y Acompañado

Entre el coach y su acompañado ha de existir un pacto verdaderoEl coach y su acompañado, mediante sesiones de coaching, conseguirán superar presunciones y limitaciones existentes hasta ese momento en su vida, lo que permitirá realizar nuevas cosas, que antes no se veían o parecían imposibles, para conseguir así lo que se desea, y tener una vida más efectiva.

En las sesiones de coaching el coach ha de ayudar a su acompañado a que crea y evolucione a su nivel de visión, de propósito e incluso espiritual, si así lo desea, pudiendo obtener sus deseos o superar los posibles problemas existentes.

La persona acompañada por el coach ha de desarrollar una mayor consciencia de su vocación en la vida, tomando consciencia de los recursos de que dispone y del potencial dormido que tiene, así como de los sistemas más amplios a los que pertenece, como ser de este mundo.

La persona que recibe el coaching ha de ser ayudada, para que sea consciente del contexto en que se puede encontrar confinada en sus patrones de vida limitadores, para desde ahí poderse liberar de viejos hábitos y conseguir así transcender, y actualizar estrategias de supervivencias que le están siendo ineficaces, encontrando nuevas formas de pensar diferente, a las que ha tenido hasta ese momento, que le han podido generar problemas.

Resulta adecuado ponerse en un estado de no saber, para desde ahí poder dejar atrás cualquier presuposición existente, y poder conseguir con ello una nueva visión no condicionada, a determinada experiencia o situación.

Es importante centrar la atención en el aquí y ahora, abriendo los sentidos al contexto en que vivimos, pudiéndose así abandonar presunciones e interferencias y poder tomar un camino hacia las competencias inconscientes.

El coach ha de ayudar a su acompañado, a su aceptación plena e incondicional, de su situación, para desde ahí poder confrontar, de forma profunda, sus formas de ver y entender el mundo, sus creencias y presuposiciones, pudiendo obtener por si mismo descubrimientos que previamente le resultaban como imposibles.

En situaciones en las que personas se sienten confundidas, atascadas y abatidas, ante tener que tomara decisiones, donde las alternativas posibles, conducen a pérdidas, se ha de poderse disociar de las situaciones para poder reflexionar sobre ellas, liberarse de la carga emocional y de la negatividad que se aprecia asociada a tales alternativas, consiguiendo así alcanzar una perspectiva más amplia y juiciosa, desde la cual poder tener nuevos entendimientos, opciones y soluciones, para ello el acompañamiento de un coach es importante.

El coach acompaña a la persona con quien comparte la sesión, participando, esta, en el proceso, en el que verá el problema, que desea resolver, desde otro punto de vista, con otra óptica, como un observador diferente y nuevo.

En sesiones de coaching el coach no da las soluciones, ayuda a su acompañado en el proceso de autodescubrimiento y al cambio como observador, lo que le permitirá descubrir por si mismo, su camino.

En definitiva que, el coach te acompaña para que puedas entender que el único obstáculo que te detiene, a tomar acción, es la forma en la que tú te ves y posiblemente las autolimitaciones que tienes, muchas de las cuales no tienes consciencia.

© Copyright Ayudacoach
Puedes distribuir, enviar o copiar este artículo sin modificar el contenido.
Incluye la dirección: http://ayudacoach.com/